El 11 de febreo de 1990, Nelson Mandela es liberado por el gobierno del recientemente electo presidente F.W. De Klerk, tras 27 años de prisión, dando un gran paso para desmantelar el Apartheid. Posteriormente, Mandela es elegido presidente de Sudáfrica.