Miles de poetas le han dedicado sus versos a los hermosos cabellos de su mujer amada. Frecuentemente asociando la belleza femenina con los cuidados que cada una le da al cabello, de tal forma que el pelo se ha convertido en un símbolo que determina superficialmente lo femenino.

Y es por eso que muchas mujeres en busca de su liberación se rebelan contra los moldes que la sociedad (y sus amantes, los poetas anticuados) les han impuesto. Muchas veces esta rebeldía se refleja en un simple corte de pelo que desafia las normas establecidas y otras es por simple gusto.

¿Y tú te has cortado el pelo?

Frida