Guadalupe Camacho

ELLA

Miró a través de la ventana.
Apreció cada detalle para sentirse amada,
se encontraba tenue, sofisticada, seria
con una tristeza abismal.

Desde el cielo tomó una estrella punzante
para acariciar cada fragmento de su espacio.
Su piel comenzó a endulzarse
sin importar la mirada oscura de su astro.

Caminó penosamente hacia ese lugar infinito
al que muchos no pueden llegar.
Así comenzó a llover en su interior
y los miedos ocultos salieron de su flor.

Enrojecida y solitaria, cómplice del cielo.
Amante de lo bello y lo sensual,
acariciaba su cabello frente al sol.
Amante intelectual.

VIERNES

El día en que te tuve, ese día
en el que sentí tu boca desfilar con incautos momentos de pasión,
la realidad me mató, me tuvo y me sofocó…
Padecí la explosión de todo tu ser.

Acaricié el sol en la brevedad de la noche arenosa,
y el calor hizo de las suyas y yo de las mías.
Palabras fuertes, palabras suaves,
Usadas con la tonalidad del viento.

Alientos cruzados, experiencias que se combinaban
floreciendo mágicas, abnegadas y sin culminación.

Dos sonrisas desbordadas en el aire.

Así estamos tú y yo, contradicciones paralelas…
Géneros musicales distintos…
Invierno y primavera, sol y luna

Eres mi Karma y yo soy el tuyo.

 


Edith Guadalupe Camacho Díaz (18 de octubre de 1988, Colima, Col.) Licenciada en Letras Hispanoamericanas de la Universidad de Colima. Escritora y editora en revistas culturales y deportivas, también ha participado en programas de radio.


 
 

DESCARGA GRATIS

DESCARGA GRATIS